Logo Extrategia 02

Acciones ambiciosas para la recuperación de la Laguna de Fúquene

Se contemplan posibles escenarios para proyectar réplicas de esta solución en otros ecosistemas estratégicos de la Jurisdicción CAR.

 Acciones ambiciosas para la recuperacion de la Laguna de Fuquene


BOGOTÁ, CUNDINAMARCA.


La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) planteó en su Plan de Acción para este cuatrienio 2020 – 2023, la ambiciosa meta de extraer 9.5 millones de metros cúbicos de sedimentos en el complejo lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacios, lo cual semeja a 3.800 piscinas olímpicas y 480 hectáreas de espejo de agua, equivalente a 750 canchas de fútbol profesional. Para emprender esta titánica labor, la Corporación fortaleció su banco de maquinaria, mediante la adquisición de automotores especializados como barcazas, excavadoras anfibias que, junto con la draga de corte y succión, así como la demás maquinaria pesada de apoyo, permiten que el desequilibrio ambiental que se venía presentando por las altas tasas de crecimiento del buchón, así como la acumulación de sedimentos en los cuerpos lagunares, sea superado con tasas de limpieza y extracción superiores a los promedios históricos de los últimos años.

 

Para lograr esta meta, la entidad realizará un retiro de sedimentos de 197.000 metros cúbicos por mes (2’364.000 m3/año) y un área de 10 hectáreas mensuales (120 Ha/año), lo cual supera las tasas de sedimentación, que son de 500.000 m3/año y 59 Ha/año para el espejo de agua.

 

 

Lo más ambicioso es la instalación de un moderno sistema de equipos que permiten el monitoreo y rastreo del complejo lagunar. Los datos obtenidos se reportan directamente, en tiempo real, a la robusta Plataforma Tecnológica de Seguimiento y Control Ambiental –PESCAR, ubicada en la sede central de la entidad, en la ciudad de Bogotá.

 

En puntos estratégicos de la laguna se construyeron seis plataformas acuáticas que funcionan con paneles solares. Allí, cámaras de video de última generación miden variables como la calidad del agua por medio de sensores especializados. El proyecto vincula la recuperación de la fuente hídrica, la protección del amenazado hábitat de especies endémicas y el restablecimiento de este importante ecosistema de biodiversidad asociada.

 

Se está mitigando la contaminación, se hace análisis del aire, el agua, el clima, la fauna y el suelo. Las cámaras de video tienen una cobertura de 7 kilómetros a la redonda, las torres tienen radio laser y un canal supervisado por un equipo de técnicos que garantizan el éxito del proyecto.

 

La medición del fondo de la laguna se adelanta por medio de batimetría para 1.000 hectáreas de área inundada. Se hace monitoreo, control y vigilancia diurna y nocturna mediante las seis potentes cámaras tipo PTZ con rotación de 360 grados, utilizando video analítica para identificar movimiento de personas o vehículos (botes); estos dispositivos están instalados en torres de 12 metros de altura, sostenidos por plataformas flotantes, ancladas en el fondo de la laguna.

 

 

El control de la calidad del agua se hace por medio de ocho sensores con sondas multiparámetro que miden: temperatura, conductividad, pH/ORP (energía química de oxidación), turbidez, oxígeno disuelto; así como también iones de nitrógeno, cloro y clorofila.

 

El área de maleza acuática (buchón) en el complejo lagunar se está controlando y cuantificando por medio de técnicas de sensores remotos y cartografía.  Se inspeccionan los vertimientos, la pesca ilegal o invasión de la laguna a través de video; la vigilancia se hace de día y de noche y se transmite en tiempo real. El Proyecto, en su fase 1, hace mediciones mensuales mediante fotogrametría para 5.000 hectáreas del área de influencia del cuerpo de agua.

 

El ingeniero Luis Adolfo Romero, jefe de la Oficina de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la CAR, indicó, que este proyecto se constituye en una solución sin antecedentes a nivel nacional, y aseguró que se contemplan posibles escenarios para proyectar réplicas de esta solución en otros ecosistemas estratégicos de la Jurisdicción CAR.

 

El proyecto va en concordancia con lo expuesto por el director de la Corporación, Luis Fernando Sanabria Martínez, quien expresó durante la presentación de su Plan de Acción, que el componente de desarrollo tecnológico, la innovación social, la identidad regional; el fortalecimiento del tejido social para la corresponsabilidad y sostenibilidad ambiental, son los ejes fundamentales de su actividad al frente de la entidad en los siguientes cuatro años.

 

Hay que recordar que la laguna, durante su historia, ha sido víctima de depredación ambiental, ocasionada por terratenientes que tomaron la decisión de secarla con el fin de utilizar estas tierras para agricultura, ganadería y vivienda, para lo cual utilizaron especies de árboles y pastos introducidos de otros países con una capacidad de absorción de humedad muy elevada. A este impacto ambiental se le suman los constantes vertimientos ilegales de químicos agroindustriales y desechos humanos.

 

En el cuerpo de agua se afectó la navegabilidad y hay disminución de peces por la presencia de contaminantes. A la fecha se están identificando predios circundantes a la laguna por medio de ortofoto, se reconocen cambios en linderos y se está calculando mediante fotografía aérea el área de buchón de agua, las zonas en donde este material genera represamiento y cuáles serían las recomendaciones sobre las áreas ideales para depositar ese buchón removido.

 

La ejecución de este proyecto y las labores de adecuación hidráulica, extracción de sedimentos y retiro de material vegetal acuático adelantadas por la CAR, no solo beneficiarán a las tres lagunas del complejo de humedales en su proceso de recuperación, sino que se implementarán integralmente en los diferentes cuerpos de agua que conforman el Distrito Regional de Manejo Integrado Complejo Lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacio, como son ríos, quebradas, canales y vallados.

  

Los trabajos continúan durante la pandemia.

 

Para poder dar continuidad a los trabajos en la laguna durante la pandemia, se ha adoptado un completo protocolo de bioseguridad con acciones como:

 

  • La toma de temperatura a cada trabajador con el suministro de uno (1) termómetro infrarrojo, cuyo resultado no debe ser superior a 37 °C de forma periódica.

 

  • Charlas de 5 min reiterando las medidas de bioseguridad y protección que deben ser aplicadas por parte del personal de seguridad y salud en el trabajo, enfocados a la promoción y prevención del COVID-19, así como demás temas asociados a los riesgos y peligros en el frente de obra, teniendo en cuenta las distancias mínimas de 1,5 m de trabajador a trabajador.

 

  • Al ingresar a la obra todo trabajador deberá haber lavado con jabón y/o desinfectar con alcohol al 70% sus elementos de trabajo como el casco, guantes (de carnaza, de hilo con PVC o de caucho) y botas de trabajo.

 

  • En el frente de obra se mantienen puntos de hidratación en perfectas condiciones de higiene y limpieza.

 

  • Las actividades laborales se realizan en áreas amplias y abiertas totalmente ventiladas con grupos conformados con máximo diez (10) trabajadores por frente de obra, respetando la distancia de mínimo de 1 m entre trabajador y trabajador.

 

  • Los horarios laborales fueron ajustados para que el desplazamiento de los trabajadores se haga en periodos de bajo flujo de personas en el punto de origen y retorno:

 

6:00 a.m. a 4:00 p.m. Con 1 hora de almuerzo a las 12:00 m., De lunes a viernes con un (1) sábado cada quince (15) días.

 

  • Se realizan jornadas de desinfección con amonio cuaternario/ hipoclorito.

 

También se implementarán integralmente en los diferentes cuerpos de agua que conforman el Distrito Regional de Manejo Integrado Complejo Lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacio.

nuevo logo EXTRATEGIA 04

Dirección: Cra. 16 (Av. 15) # 4A-82.

Cel:(57+) 313 267 0157
Correo: prensa@extrategiamedios.com
Zipaquirá - Colombia